martes, 21 de febrero de 2017

El erotic-chic de Elle Van Tok

La lingerie es el símbolo de un magnífico erotismo, ese que ha inspirado a María Eugenia Arabéhèty, para crear en el 2014 su firma de ropa interior ElleVanTok. Fui a conocer la propuesta de esta diseñadora de indumentaria de 34 años egresada de la UBA una cálida tarde de febrero, justo antes de que se mudara con su quehacer a Bariloche. 



“Lo que adoro del rubro es su versatilidad y complejidad. Creo que las prendas se deben ajustar al cuerpo y no al revés, sobre todo porque el busto, que no tiene músculo, cambia con la edad, la temperatura, si engordaste, adelgazaste o te hiciste operaciones. Creo que mi marca es la única en el país que ofrece ¡115 talles de corpiños!”, exclama orgullosa quien fuera finalista en el 2011 del Triumph Inspiration Award, el concurso internacional de diseño que la reconocida marca alemana de lencería y corsetería llevó a cabo en el marco de Bafweek.



“En esa instancia se ponderó mucho mi buen trabajo de la moldería”, recuerda. Así, se lanzó al ruedo y descubrió, entre otras cosas que, con un mismo talle podía también abarcar dos físicos totalmente distintos. Como parte de una filosofía de trabajo pro cuerpo, optó por excluir de sus diseños todo lo que sea copas duras, push-up o corpiños armados. “Estos artificios –que a veces parecen “corazas”- nos impiden sentir algo cuando somos tocadas en la intimidad”.




A tal fin, emplea materiales suaves al tacto: lycra, tul, tricot y microfina con los que también concibe esos  bodies, mallas enterizas con aire deportivo, culottes, vedettinas , colaless y truzas reversibles en negro, blanco, dorado opaco, lavanda y madre selva, cuya estética erotic-chic fascina a contadoras, abogadas, pares, modelos y bailarinas de pole-dance de aquí y allá.



Aunque muchas van en busca de las perlitas de su sello: sus arneses regulables que operan como ornamentos para la intimidad, si bien algunas se atreven a usarlos para el día a día, sobre camisas y debajo de minifaldas. “Lo mío es una ayuda para que las clientas saquen la guerrera que tienen adentro. Es para una persona segura de sí misma, poderosa, luchadora y consciente”, subraya la experta.

Y concluye ofreciendo algunos tips para alargar el tiempo de vida de nuestra ropa interior.

* Lavarlas siempre con pan blanco, dejarlas remojar en agua jabonosa fría y luego frotar.

* No mezclar colores con blancos, o negros con blancos.

* Para secarlas, colgarlas en una percha o sobre el tender pero sin broches.

* Con el uso y el lavado los breteles suelen aflojarse, por lo que se deberá ajustarlos cada tanto utilizando los reguladores.

* Los corpiños suelen tener 3 ganchitos para regular la sujeción, siempre elegí la opción que te sujete mejor el busto.

* Cuando los elásticos pierden fuerza, ¡es el momento de renovar nuestra interior!

Contame tu opinión sobre este posteo y no te olvides de hacerte fan en Facebook para enterarte de más novedades. 

Facebook: @suelaroja

Besos de moda.


Georgina

lunes, 13 de febrero de 2017

10 regalos que me gustaría recibir este San Valentín

Les propongo algunas ideas por las que amerita celebrar el día más romántico del año.



Muy lady like: sobre Felipe en croco colorado de Rossi & Caruso.
Cancherísimos: loafers en cuero metálico de The French Factory.
Sólo mía: taza de cerámica cebra y corazón de Acabajo.
Femme fatal: conjunto línea Adda de Sweet Lady.
Etérea: camisola de Mariana Dappiano. 




Sello personal: fragancia floral-frutal de Cacharel. 
Silueta holgada: vestido coral con tiras de Love This.
Magnífico: brazalette Love en oro rojo de Cartier.
Preciosista: anillo en oro rosa de 18ct con un corazón con un diamante móvil de Chopard





Beso fogoso: almohadón con forma de labios Fogobugo.  

Contame tu opinión sobre este posteo y no te olvides de hacerte fan en Facebook para enterarte de más novedades. 

Facebook: @suelaroja

Besos de moda.


Georgina


miércoles, 8 de febrero de 2017

Lujo y placer a bordo del Costa Fascinosa

Cada verano se inaugura la temporada de cruceros. A propósito, fui invitada a visitar el Costa Fascinosa, una de las naves más glamorosas que integran la flota de Costa Cruceros, que esa tórrida tarde esperaba amarrada con sus 113.000 toneladas y capacidad para 3.800 huéspedes en la terminal de Cruceros Benito Quinquela Martín (Av. De los Inmigrantes y Ramón Castillo) 









Una vez resuelto el check-in, el itinerario comenzó con una recorrida a cargo del personal de la embarcación, que destacó las cualidades del diseño de la descomunal nave: 1.500 cabinas (algunas con balcón privado), 4 piletas, 5 jacuzzis y un spa de 6.000 m2 en dos plantas, 329 obras de arte originales de artistas notorios y  emergentes; shows en vivo, cine 4D, casino, teatro, 5 restaurantes, 13 bares y todo tipo de facilities que me hicieron repensar mis próximas vacaciones. 

A medida que avanzábamos por el lugar, su interiorismo golden y súper retro llamó mi atención, por lo que pregunté quién había sido su creador. Fue la guía quien me contó que todo fue obra del arquitecto estadounidense Joseph Farcus (famoso constructor de cruceros), quien se inspiró en los grandes momentos de Hollywood, sus películas doradas y el clima de glamour de las memorables historias de amor del cine. 






Siguiendo el trayecto, nos dirigimos a la cubierta, donde me esperó una de las mejores vistas del Río de la Plata bañado por una tremenda puesta de sol. Aproveché para tomar una y mil fotos del mágico paisaje, emular la escena de Titanic apoyada sobre una de las barandas y camuflarme entre los pasajeros para sentir por un momento que yo también estaba de vacaciones. ¡Para mí, el nirvana!







Pero las sorpresas continuaron con un momento fashion. De allí, me dirigí al Salón Chéri, donde What If, la marca de Agostina Faedda, presentó con un desfile su colección cápsula inspirada en la vestimenta que se utilizaba en los cruceros de los años `30 y ´40. Faldas midi y pantacourt combinados con femeninos crop tops y vestidos con escote halter en una paleta con colores pasteles, blanco y nude potenciados por el estilismo de la make-up artist Camila Diez Rodríguez dieron cuenta de ello, mientras me tomaba un orange juice.





La fascinante experiencia culminó con una cena de 4 pasos al mejor estilo italiano en el Ristorante Otto E Mezzo, donde una exquisita carne de buey le dio el touche a una noche inolvidable. Todo antes de que, al día siguiente, el Costa Fascinosa partiera rumbo al norte de Brasil. 




El resto fue pasarla bien y volver energizada a casa. ¡Yeah!


Contame tu opinión sobre este posteo y no te olvides de hacerte fan en Facebook para enterarte de más novedades. 

Facebook: @suelaroja

Besos de moda.


Georgina